Todo para Emprender                 Todo para PYMEs                 Todo para iniciar tu Empresa                 Todo para iniciar tu Idea                 Todo para iniciar tu Proyecto
Inicio Eventos Videos Blogs Twitter de Emprendaria
Twitter
Facebook de Emprendaria
Facebook
              
Biografías   \\


Boletín Emprendaria
Suscríbete a nuestro boletín completamente gratis y se un líder actualizado

(Correo electrónico)

Blog
Lo que NO se debe hacer

Un auto Renault (Parte 1)

Blog
De cero a millones

Cuatro leyes de los negocios a considerar para enfrentar la crisis

Blog
La pluma del Emprendario

El sentido del timing

Twitter de Emprendaria
Síguenos momento a momento

Michael Dell

Elimino los canales de distribución para computadoras para volverla más económica y eficiente


por: Redacción de Emprendaria *

Michael Dell (1965) - Para quienes no lo conocen, sólo basta decir su apellido para establecer la relación con quién es realmente. Michael Dell, el hombre que le dio vida a Dell Computer, y quien aún sigue siendo la cabeza de la compañía, no sólo creó un imperio tecnológico sino que también marcó un nuevo paradigma en la manera de hacer negocios.

 

Sus inicios, al igual que muchos otros hombres que dejaron sus huellas -y que aún la están dejando- en  el mundo de la tecnología, fueron en el dormitorio de una universidad y con sólo mil dólares en el bolsillo. Además de la computadora y las ideas revolucionarias que estaban en su mente.

 

O más que ideas revolucionarias, podríamos decir que es el modo de ver la situación real de cada momento -desde sus inicios hasta la actualidad-, y pensar en la forma de encaminarlas para mejorarla, adaptándose siempre a los cambios reales del mercado.

 

Cuando a los 20 años, allá por 1983, llegó a la Universidad de Texas, comenzó a armar computadoras según las necesidades de los consumidores, y fueron sus mismos compañeros los primeros usuarios de sus productos. Su visión era que la distribución tradicional para vender máquinas, era ineficiente y cara así que optó por mejorarla tanto cuantitativa como cualitativamente eliminando los canales de distribución.

 

Con respecto a sus comienzos, el mismo Dell comentó unos años atrás, que "En realidad, la idea se me ocurrió antes aún de ir a la universidad. Después de que tuve mi primera computadora, cuando estaba en el colegio secundario, la desarmé para ver cómo funcionaba. También leía todas las revistas de computación y aprendí sobre sus componentes. En esa época los sistemas eran mucho menos complicados. Enseguida me di cuenta que el precio total de todos los componentes que formaban el sistema era muy inferior al precio de venta al público. El canal de distribución agregaba un montón de costo innecesario sin crear ningún valor para el cliente."

 

La base de su proyecto fue la relación directa con el cliente, por lo que se focalizó en ensamblar ordenadores bajo pedido, sin intermediarios. Conceptos como venta directa, construcción just-in-time y multiplataforma están en su oración diaria. Esto le valió a ser hoy el número uno en el ámbito empresarial y uno de los primeros en el ámbito domésticos, dejando por detrás a otros gigantes como IBM y Apple.

 

Los negocios que realizó cuando aún era estudiante universitario con su primera compañía, SIC, mediante la que fabricaba PC´s limitadas, en sólo dos años crecieron a 6 millones de dólares. Para 1985 creó la primera computadora de diseño propio, la PC Turbo y unos años después, comienzan las operaciones con el exterior, en primer lugar con Inglaterra.

 

En 1988, la compañía cambió su nombre y así nacía Dell Computer Corporation la que, en sólo dos años, logró sobrepasar los 500 millones de dólares en ventas y en diez años, es decir para el 2000, sus ventas por Internet llegaron a los 50 millones de dólares diarios.

 

Por supuesto que consolidarse en el mundo de los negocios le llevó su tiempo, y debió enfrentar cuestiones muy difíciles, con años en los que las ganancias y las acciones llegaron a bajar hasta un 50%. Pero es parte del negocio y el tema está en cómo enfrentarlo.

 

Como se dijo por ahí, "Dell no piensa diferente. Sencillamente, piensa." Y la verdad, que para alguien que se inició con mil dólares en el bolsillo, y hoy a los 40 posee uno de los mayores imperios tecnológicos y una fortuna personal que para el año pasado era de 15.500 millones de dólares, no cabe ninguna duda de que en verdad si hay algo que hace, es pensar.

 

Factor clave: sacar intermediarios, acogerse a las necesidades de los usuarios.

 

Fecha: 23-11-08



Michael Dell




Primera computadora Dell



* La redacción es conformada por expertos en varias áreas que monitorean e investigan los temas que usted necesita.  
www.emprendaria.com  

Compartir esta nota en las redes sociales
Nosotros Contáctanos Políticas